Análisis y experiencia de uso Moto Z con Moto Mods.


Publicado el 16 diciembre, 2016
Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+

Gracias a los amigos de Lenovo Colombia hemos podido disfrutar de este gran dispositivo, el nuevo buque insignia de la compañía en 2016: Moto Z y sus Moto Mods.

La gran noticia del 2016 por parte de Lenovo llegó con la presentación del Moto Z, el primer gran tope de gama de la nueva línea Z que no se ha guardado nada para competir con las grandes marcas en la gama alta.

El primer teléfono modular funcional del mercado, Lenovo ha tomado la bandera y ha desarrollado los Moto Mods, accesorios intercambiables que se conectan al terminal por medio de pines magnéticos sin más, facil, rapido e intuitivo y los hay para todos los gustos, a nosotros nos ha tocado la suerte de probar el Incipio Power Pack y el JBL Sound Boost, asi que no perdamos más el tiempo y vamos con el análisis.

  • Desempaquetado:

No puede haber análisis sin desempaquetado, sin unboxing, pues bien lo primero que hay que decir es que la caja es bastante normalita, a primera vista no impresiona como el empaque de un S7 o un iPhone 7, una caja voluminosa y pesada, todos los componentes vienen uno encima de otro algo apilados, esperábamos algo más -estamos hablando de un dispositivo de más de 2.5 millones de pesos, ojo con eso- la caja como bien se ha visto viene llena de más cajas y manuales, cajas y manuales por monton.

Sorpresa nos ha causado la inclusión del Bumper semitransparente y el adaptador de audio USB-C a jack de 3,5 mm, por lo demás decir que es extraño encontrar tantos accesorios para un teléfono en una misma caja, gran trabajo por parte de Lenovo aunque se extraña la inclusión de unos buenos auriculares.

  • Primeras impresiones:

El Moto Z es sencillamente hermoso, imponente a primera vista y la sensación crece apenas lo sostienes en la mano, ligero como una pluma y es en serio, delgado como pocos, la pantalla es impresionante y su diseño en cristal 2.5D proporcionan una sensación bastante agradable, sin embargo esa extrema delgadez deja expuesta en la parte posterior todo el montaje de la cámara un disco que sobresale casi en la misma medida que el grosor general del teléfono afeando el aspecto del mismo, los botones se sienten sólidos aunque algo pequeños y en una posición elevada en el lateral.

La superficie general del Moto Z en el frontal y el posterior es amante a las huellas y carece por completo de algún tipo de protección oleofóbica, una pena. Al encenderlo la primera vez -y siempre que lo enciendes o lo reinicias- es bastante demorado, el botón de inicio tarda en hacer aparición y su duración es algo larga, la pantalla eso sí, deja ver en toda su expresión su resolución Quad HD desde el inicio, los colores y las texturas se ven genial. Los Mods se acoplan con gran facilidad, el disco de la cámara sirve de guía y como soporte para situarlos en su posición.

  • Rendimiento:

Hablar del rendimiento del Moto Z es redundar en los hechos que hablan por sí solos, la combinación del procesador Snapdragon 820 con los 4 GB de memoria RAM pueden con cualquier aplicación y juego de la tienda de aplicaciones sin ningun problema, esto sumado a los 64 GB de almacenamiento permiten instalar todos los contenidos de la tienda que un usuario pueda utilizar además de los archivos personales quedando espacio de sobra para almacenar las fotografías y videos capturados con el dispositivo.

Las animaciones del sistema fluyen sin problema, la multitarea permite hacer transiciones entre aplicaciones con rapidez y fluidez, como es bien conocido, los dispositivos Moto se caracterizan por la escasa personalización del sistema Android y en este Moto Z la experiencia es igual, solo mejorada por la inclusión de los modos de acción para cativas funciones mediante gestos o con la voz así como el sistema ambient display para las notificaciones.

Pero también se ha incluido la aplicación dedicada para los Moto Mods, la cual se encarga de optimizar el uso de los mismos y un particular detalla que descubrimos cuando ingresamos a la tienda de aplicaciones para actualizar las aplicaciones Moto o descubrir alguna nueva app. Este dispositivo cuenta con un explorador de archivos propio de Moto independiente del explorador que incluye el sistema Android Marshmallow, bastante bueno en sus funciones pero que por defecto se encuentra desactivado y no es posible activarlo desde el teléfono.

  • Moto Mods:

La calidad y la potencia del JBL Sound Boost son de primer nivel, la música o los videos suenan fantásticos con una excelente relación entre los bajos y agudos, un dispositivos que cuenta con su propia batería interna pero se carga de forma independiente del teléfono también aprovechando el sistema de carga rápida del cargador Turbo Power. Eso si, lo que ganamos en calidad de audio, lo perdemos en ergonomía y comodidad para usar el teléfono, su peso se incremente demasiado y el grosor no ayuda mucho tampoco, lo cual nos deja un propósito claro de este Mod solo para utilizar el teléfono como un altavoz inteligente -y costoso-.

El Incipio Power Grip es un accesorio también robusto y pesado, útil, bastante útil pero también hace incomodo al teléfono, difícil de guardar en el bolsillo y suele calentarse con facilidad, la ventaja es su utilidad de cargarse junto al teléfono y lo hace bastante rápido y permite configurar diferentes modos de ahorro, particular mente nos ha gustado el modo inteligente que mantiene la carga del teléfono en un nivel del 80% hasta el Power Grip se descargue, lo cual según el uso que le demos al Moto Z puede ser de hasta 6 horas.

  • Usabilidad:

El Moto Z se calienta, se calienta bastante, es cierto que en nuestro caso estamos en tierra caliente pero no creemos que el cambio sea demasiado en otros lugares del país, su cuerpo tan delgado y de material metálico no colaboran demasiado y el agarre con el filo del borde posterior se hace bastante incomodo, eso hace entendible la inclusión del Bumper que protege los costados del teléfono y la funda para la cubierta trasera, esto ayuda a que la temperatura no se sienta demasiado, han sido necesarios para usar el teléfono por periodos prolongados como cuando estamos jugando.

Pero esto trae dos problemas, primero afean y ocultan el hermoso diseño del Moto Z y segundo son difícil de mantener en su lugar, la cubierta solo se sostiene con un pin y el bumper se mueva demasiado, imposible llevarlo en el bolsillo con estos accesorios.

  • Fotografía:

El apartado fotográfico nos deja grandes sensaciones sin que sea una cámara de las mejores del mercado, su calidad es impresionante pero hemos tenido la impresión que no todas las imágenes cuentan con el mismo nivel de detalle, basta con mover un poco la posición para que los resultados cambien, sucede en la calidad y en el autoenfoque, el cual tiende demorar un poco o simplemente no consigue alcanzar su objetivo.

Los controles automáticos funcionan para cualquier usuario y los modos manuales permiten disponer de diferentes opciones para los más curiosos y conocidos del tema que de seguro conseguirán grandes resultados con la cámara de este Moto Z.

  • Autonomía:

La autonomía del Moto Z es quizás el punto más polémico del teléfono, Lenovo se arriesgo bastante, con un grosor tan ínfimo no era posible incluir una batería más grande y la verdad es que va bastante justa, 2600 mAh para un terminal tan potente, grande y con una pantalla Quad HD a primera vista es una locura, pero lo cierto es que si nos detenemos a analizar todo el conjunto el trabajo ha sido excelente, se consigue exprimir hasta la última gota de carga en el teléfono y no es posible estirarla más salvo que se hubiera apostado por una resolución Full HD.

Tal vez lo ideal hubiera sido sacrificar unos milímetros en el grosor del teléfono para incluir una batería de por lo menos 3000 mAh, pero es lo que hay y es lo que vas a comprar, será difícil muy difícil que llegues al final del día con algo de carga si eres un usuario promedio, pero para eso tienes el cargador Turbo Power que te garantiza una carga completa en apenas 1 hora y 30 minutos en promedio, además del Incipio Power Grip.

  • Conclusiones:

Estarás pensando que este Moto Z es un dispositivo con muchos asteriscos, pero no es tan asi, la verdad es que no queremos redundar en las bondades del sistema, la experiencia de Android prácticamente puro, la calidad de la pantalla o el diseño, porque detrás de todo eso hay puntos que debes considerar si vas a invertir una suma que supera los 2 millones de pesos, porque te llevas todo el paquete, lo bueno y lo malo. El Moto Z no es uno de los teléfonos más completos pero tampoco es un desastre, es funcional, los Moto Mods tienen su utilidad pero la competencia es dura, muy dura.

7.7
Moto Z, un gran dispositivo que apunta alto pero tiene sus pequeños detalles

Las cosas buenas

  • Rendimiento
  • Accesorios
  • Multimedia

Las cosas malas

  • Diseño
  • Autonomía
  • Precio

Puntuación Desglose


Diseño
8
Accesorios
7
Rendimiento
9
Usabilidad
7
Multimedia
8
Autonomía
7