El legendario y entretenido Tamagotchi vuelve a la vida

El legendario y entretenido Tamagotchi vuelve a la vida

Publicado el 18 abril, 2017
Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+

La nostalgia se ha empeñado a entrar como sea en nuestras vidas de cualquier forma. En esta época de aires retro que toca asumir, uno de los objetos electrónicos que en mitad de los años noventa hizo furor entre los jóvenes de medio mundo, el célebre Tamagotchi, ha vuelto a ponerse a la venta veinte años después.

Bandai, empresa japonesa dueña de los derechos de esta mascota virtual, ha anunciado el regreso de este juguete digital, que llegó a crear en su momento tanta adicción que se prohibió en algunos centros escolares del mundo porque reducía la atención del alumnado. La nueva versión, de menor tamaño que el modelo original, mantendrá esa estética y sus gráficos retro. Vendrá en dos tamaños y diferentes colores.

Estos juegos de culto ya se pueden adquirir en tiendas online como Amazon por 2.000 yenes (14 dólares, aproximadamente). Y, por ahora, ya se ha agotado el primer lote. Los primeros huevos electrónicos se lanzaron en el año 1996 y, según diversos informes, llegó a vender 78 millones de unidades en todo el mundo hasta 2010. Se trataba de una pantalla con forma de huevo del tamaño de un llavero que mostraba una especie de “pollito”, que completaba sin embargo su ciclo de vida “natural”, en el sentido que nacía, crecía y hasta moría en cuestión de veinte días. El uso de estas criaturas era sencillo.

Los usuarios debían mantener vivas a sus mascotas digitales mediante una serie de cuidados periódicos como su alimentación e higiene. Hasta la fecha se lanzaron treinta y cinco versiones diferentes. Atrajo no solo a los más pequeños, sino a jóvenes, hombres y mujeres, aunque estaba destinado a un público mayor de 6 años. Dada su trascendencia social, se creó hasta una serie de animación y se rodó una película.

Este movimiento demuestra, una vez más, que muchas compañías no solo tecnológicas han decidido subirse al carro de la nostalgia, como ya han hecho otras firmas como Nokia, con la recuperación del mítico Nokia 3310, o Nintendo, con una reinvención de la clásica consola NES en versión mini.