Sony continúa en caída libre, los cifras no son nada alentadoras.

0
Compartir

La compañía busca la forma de resurgir, de volver a su sitial de honor, aunque ello implique tomar decisiones difíciles, las cifras no perdonan y es lo que cuenta al final.

Una de las compañías más importantes del mundo a través de las últimas décadas se encuentra en momentos complicados desde hace un buen tiempo, este nuevo milenio no ha favorecido a uno de los últimos y más grandes colosos de la industria tecnológica mundial, Sony nos tuvo acostumbrados a estar en casi todos los espacios del mercado, todo tipo de productos tecnológicos llevaban sus siglas, eran geniales pero sobre todo exitosos y eso es un hecho difícil de realizar. Lamentablemente parece que esos buenos tiempos cada vez se nos hacen más lejanos, la compañía ya no es ni el rastro de lo que una vez fue, el saldo en rojo es una constante y las decisiones son cada vez más duras, más difíciles y menos acertadas.

70 años llenos de historia e innovación desde nuestras raíces, Sony1

Las cifras oficiales del último trimestre revelan nuevamente perdidas, algo tristemente común para Sony, pero más preocupantes de lo normal, las pérdidas han pasado de un 20% en el periodo anterior, a un 33.7% en este periodo, en este segundo trimestre, con lo cual en un año los números no sólo no han mejorado, ni siquiera se han mantenido los niveles de pérdida, ahora las cifras son mucho peores. Hablando en números, este 33.7% de pérdidas significan para el gigante japonés, unos 1.805 millones de Dólares, perder y perder dinero y fracasar y fracasar en la decisiones simplemente van a conseguir que Sony tal y como la conocimos un día simplemente deje de existir, las espectaculares Ps4 no alcanzan para sostener el negocio.

La división de dispositivos móviles desde la aparición de los smartphones nunca ha sido un buen negocio para la compañía, más allá de la calidad y las buenas ideas de estos dispositivos, la compañía no consiguió sostenerse en el mercado con buenos números, pese a estar entre los grandes fabricantes la compañía siempre fue a perdida, tal es así que sus teléfonos tope de gama de este año han pasado bastante desapercibidos, se ha hecho a un lado la gama de entrada y los dispositivos tipo Tablet. Pero esto no solo aplica a la división de móviles, muchas áreas de desarrollo de la compañía han desaparecido, han sido vendidas o clausuradas y todo parece indicar que muchas decisiones de este tipo están por venir.

Sony F8331

El evento IFA se aproxima y la compañía seguramente se hará presente con diferentes presentaciones, una de ellas su nuevo teléfono tope de gama, que busca establecerse en el mercado como una de las mejores opciones con el sello característico que Sony impuso con sus terminales de hace dos o tres años atrás. Aún no se confirma pero es más que seguro que las tradicionales baterías Sony pasarán a manos de otro fabricante, la japonesa ya no está interesada en seguir perdiendo dinero con ellas, por otra parte, la división de sensores fotográficos pese a ser una de las más exitosas de la compañía, no estaría reflejandose en números y la compañía necesita replantear la estrategia a seguir para conseguir rentabilidad, triste, muy triste ver caer a un gigante.

Artículos Relacionados
Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *