Alexa, Amazon, pruebas, testigos, privacidad y un crimen sin resolver.


Publicado el 29 diciembre, 2016
Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+

Una intrigante trama se cierne sobre un crimen en los Estados Unidos que tiene como particular testigo un Amazon Echo, el altavoz inteligente del gigante de las ventas.

Las autoridades de los Estados Unidos se encuentran tras la pista de un caso de asesinato en el que un sorprendente testigo puede ser la pieza clave del caso, las grabaciones de las conversaciones que escuchó Alexa, el asistente virtual del altavoz inteligente de Amazon, el Amazon Echo se suponen fundamentales para esclarecer los hechos ocurridos la noche del crimen.

Sin embargo y pese a la colaboración que está prestando el gigante de las ventas electrónicas, la compañía se niega de momento a entregar estas grabaciones a las autoridades, cuál es la razón? evidentemente es un tema de privacidad, no en específico de las personas involucradas en la investigación pero si para el resto de usuarios que se encuentran a la expectativa de lo que pueda pasar.

Alexa, Amazon, privacidad y un crimen sin resolver.

Alexa, Amazon, privacidad y un crimen sin resolver.

En la información que recoge The Information, el asesinato ocurrió en Bentonville, Arkansas y Alexa puede ser la pieza clave del crimen, recordemos que este sistema de inteligencia artificial se encuentra escuchando todo lo que sucede a su alrededor -grabando de paso todas las conversaciones- para que los servidores identifiquen patrones, palabras clave u órdenes para complacer a los usuarios con los contenidos que estos desean y por tanto los hechos ocurridos en la casa están almacenados en los servidores de Amazon.

La policía insiste en la necesidad de conocer estas grabaciones de Alexa, Amazon ha colaborado entregando información relacionada con las compras realizadas desde el hogar en mención pero escuchar que ocurrió en ese momento o antes del hecho es una oportunidad que las autoridades no quieren desestimar. Un hecho que indudablemente nos conduce al sonado caso de Apple contra el FBI en dos ocasiones, en las que las autoridades requerían acceder al teléfono de dos personas a lo cual los de Cupertino se negaron rotundamente.

Alexa, Amazon, privacidad y un crimen sin resolver.

Alexa, Amazon, privacidad y un crimen sin resolver.

Es un hecho que cada día este tipo de dispositivos inteligentes se hacen más presentes en nuestros hogares, en nuestra cotidianidad, cámaras, sensores, altavoces inteligentes, electrodomésticos que se conectan a la Red, son testigos silenciosos de nuestras actividades más íntimas, pero también de esta clase de hechos delictivos, hasta dónde puede llegar la responsabilidad del fabricante por salvaguardar esa información privada es un hecho que cada día cobrará más importancia, será más debatido y las autoridades ejercerán mayor presión para que se les permita acceder a esta información en los proximos años.

Esperamos el desenlace de este particular caso, Amazon seguramente entregará su versión oficial sobre lo ocurrido, no es un hecho aislado y frecuentemente estas empresas involucradas revelan informes sobre los casos en los que la privacidad y los datos de los usuarios pueden haberse visto comprometidos en asuntos legales.

Somos víctimas o causantes de este tipo de situaciones, cuál crees que es la decisión correcta para Amazon en este caso?

Tu opinión es muy importante para nosotros, comentar es gratis!!